Chihuahua.- Para reducir los ingresos de droga, armas y otros artículos prohibidos al Cereso de Chihuahua, el Gobierno restringió las visitas familiares y prohibió el ingreso de alimentos para los internos.

A partir de este sábado sólo podrán ingresar al Cereso Estatal No. 1 en la visita familiar las esposas, hijos, padres y hermanos de los internos en un máximo de ocho personas, anunció Eduardo Guerrero Durán, director de la Fiscalía Especializada en Ejecución de penas.


La medida se toma luego que el pasado martes, dos celadores fueron ejecutados cuando acudían a este centro penitenciario, en una aparente venganza derivada del traslado de varios reos a cárceles federales.

 

Durán advirtió que se reforzarán las medidas de seguridad al interior del Cereso, con el propósito de evitar la introducción de drogas o armamento.

 

Aseguró que la medida se da dentro del estricto respeto a los derechos individuales de los propios internos y de sus familiares.