Seguramente han de ser muchas las personas las que le han recomendado al presidente Felipe Calderón echarle una hojeada al libro de Sun Tzu, El Arte de la Guerra. Voy a suponer que Don Felipe no lo ha ni siquiera comprado, de otra manera no me puedo explicar tan rotundo fracaso en materia de seguridad.

En ese libro mencionan entre otras cosas que antes de iniciar cualquier tipo de enfrentamiento debes tener muy claros tus objetivos. Si no sabes qué es lo que quieres ganar, pues como carajo esperas ganarlo.


Miren que si alguien sabe de guerras son nuestros vecinos de arriba y pa’ acabarla de fregar Charles Jacoboy, jefe del Comando Norte del Ejército de Estados Unidos le corrige la plana al presidente.

 

Dos cosas hay que destacar de lo mencionado por Jacoboy, la primera es que si el objetivo de Calderón es sacar de las calles a los jefes del crimen organizado vamos de gane, ya que ha logrado sacar de funciones a 22 de 37 malandrines. Ahora bien, si el objetivo es disminuir los índices de violencia, asesinatos y consumo de drogas pues estamos jodidos.

 

Las escenas de terror que se viven en el país son cada vez peores, sobrevivimos rodeados de asesinatos a sangre fría, con saña. Las últimas semanas les tocó vivir el miedo y la violencia a Nuevo Laredo, Saltillo y Guadalajara. Monterrey no se queda atrás, 5 menores de edad son brutalmente asesinados a tiros sin ninguna razón. Ayer, guerrero amanece con 10 cabezas tiradas y 12 policías emboscados y asesinados cruelmente.

 

Por más que detengan a las cabezas de los diferentes grupos delincuenciales ya vienen detrás las nuevas generaciones de mal vivientes. Sin escrúpulos, sin ningún respeto por la vida, más sanguinarios, violentos, así son los nuevos líderes que están ocupando las vacantes que van dejando los capos del narco.

 

El último que detuvieron, en Guadalajara, un mocoso de 29 años ocupando el puesto de Nacho Coronel capo de el cártel “Nueva Generación”. Pues a qué edad están empezando estos muchachos a asesinar y a terminar con la vida de miles de familias. Qué importa si agarran al Chapo como lo han venido cacareando. Seguro ya hay 10 de estos animales peleándose el puesto que dejará.  Si cree Calderón que colgarse la medallita de atrapar a Guzmán Loera lo va a hacer ganar las elecciones, también deberá recordar que fue un gobierno panista, el del cambio, quien lo dejó libre.

 

En los últimos días hemos visto como el ejército y la marina están siendo rebasados. Los malos se reproducen como cucarachas y nuestras fuerzas armadas se muestran débiles y cansadas. Con esto no solo estamos perdiendo la guerra, hemos perdido algo mucho peor, la esperanza de vivir nuevamente en paz.