El pasado sismo registrado en Guerrero y que se dejó sentir en gran parte del territorio nacional es uno de los próximos movimientos telúricos que se esperan en México así lo dio a conocer el jefe del Servicio Sismológico Nacional Carlos Valdés.

Algunas personas consideran que un temblor puede pronosticarse en base a estudios y estadísticas matemáticas, pero para los expertos en el tema, esto es falso, pues no se puede pronosticar un sismo ni en día, fecha o magnitud.


Como ya mencionó el especialista en movimiento telúricos, se auguran más temblores para la región mexicana, pero no se puede decir el día o la magnitud de los mismos, simplemente se sabe que hay movimientos de las capas tectónicas y actividad volcánicas en algunas zonas del país.

 

Expuso que estos temblores que se han sentido en los últimos tiempos, deben servir para que los ciudadanos conozcan que hacer durante y después de un temblor de gran magnitud.

 

Es por ello que el especialista dejó en claro que en el país hay regiones con alto grado de sismicidad, pero en el caso del Estado de Veracruz es regular, pues se cuenta con el pico de Orizaba y la zona de volcanes en los Tuxtlas, regiones que son monitoreadas de forma constante para alertar en caso de que tengan alguna actividad que ponga en riesgo a la población.

 

Cabe recordar que el pico de Orizaba es un volcán activo que está siendo monitoreado, estudiado y vigilado por el sistema sismológico nacional e inclusive por centros especializados de Estados Unidos.