El caso que está llamando la atención de medios locales e internacionales es el de una pequeña que fue secuestrada en el municipio de Jala.

Fue el domingo cuando una desesperada madre denunciara el robo de su pequeña hija de 4 años de edad.


Las horas de angustia fueron eternas, sin embargo la noticias llegaron pronto. Vecinos del lugar reportaron haber escuchado ruidos extraños en un predio cercano. Las fuerzas del orden arribaron al lugar encontrando el cuerpo sin vida de la niña, semi-enterrado.

 

Los resultados de la necropsia que se le practicó, causó pánico, confirmaron que previo a su muerte, la niña de tan sólo 4 años de edad, fue abusada sexualmente para finalmente asfixiarla.