Apatzingan.- La Procuraduría General de la República (PGR) analiza si Nazario Moreno "El Chayo" o "El Loco" se encuentra vivo.

La 43 Zona Militar, ubicada en Apatzingán, Michoacán, entregó a la Subprocuraduría Especializada en Investigación para la Delincuencia Organizada (SEIDO) indicios y evidencias de que Nazario Moreno El Chayo y ex líder de La Familia Michoacana podría estar vivo y es el nuevo líder de Los Caballeros Templarios.


Cuando menos así lo establecen diversos documentos que fueron encontrados en un rancho denominado Los Caballos, donde elementos de la Ejército mexicano realizaron un operativo al identificar a través de patrullajes y recorridos diversos movimientos el pasado 27 de octubre, en una propiedad ubicada en el paraje conocida como El Refugio, del poblado Los Cuniques, zona cercana a Apatzingán, donde se encontraba Enrique Plancarte, líder y el principal cerebro financiero de la organización.

 

Armas de alto poder, entre ellas más de 100 granadas, dinero, alhajas, relojes, y sobre todo documentación de pago de nóminas, gastos, y distribución del dinero ilícito de la organización a nombre de colaboradores y otras evidencias físicas, fueron encontrados en una camioneta que estaba destinada para que Enrique Plancarte trasladara los valores a otra casa de seguridad; no lo logró ante el cerco que formó el Ejército mexicano, tuvo que abandonarlo todo para evitar ser detenido.

 

Según se establece en la declaración ministerial tras el inicio de una averiguación previa; el líder de Los Caballeros Templarios al verse rodeado por militares, mandó a su primer círculo de seguridad a enfrentarse con los soldados, logrando escapar tras un enfrentamiento donde murió uno de sus escoltas; sin embargo, ahí  en la propiedad, no sólo dejó las armas de grueso calibre e incluso algunas pistolas con cachas de diamantes donde se escribió el nombre de Kiki, sino ahí también dejó a su esposa y sus hijos que fueron encontrados con un colapso nervioso por el sonido de los disparos.

 

Las evidencias encontradas por el Ejército mexicano revelan que algunos de los escritos están dirigidos a quien se presume murió en el mes de diciembre del 2010 tras un enfrentamiento con policías federales, por lo que se busca confirmar si Nazario Moreno El Chayo se encuentra vivo, ya que su cuerpo nunca fue encontrado, ni existe evidencia física alguna que demuestre que ésta sea su condición.

 

Los Caballeros Templarios, la mutación de la organización criminal denominada La Familia Michoacana, domina no sólo la región, sino toda la entidad.

 

Fuente: Excélsior