Veracruz.- Una joven aprovecho que su familia dormía para amarrar una cuerda a una viga de madera al techo de lámina de la casa para después ahorcarse, dejando al parecer una carta póstuma dirigida a su novio.

Se trata de Luz Divina Ortega Aquino, quien decidió terminar con su vida en la Reserva Dos de Tarimoya.


El cuerpo inerte de la muchacha fue descubierto con horror por su madre, al despertarse en su domicilio ubicado en la calle de Mulato, lote 10, casi esquina con la calle de Chaya de la colonia antes mencionada, hasta donde llegaron socorristas de la ambulancia 621 de la Cruz Roja, solicitados con la esperanza que pudieran ayudarla todavía.

 

Los paramédicos confirmaron que ya no presentaba signos vitales, dando aviso a las autoridades, lo que movilizó a elementos de la Policía Estatal Militar, así como al personal de la Agencia Octava del Ministerio Público para tomar conocimiento, y practicar las diligencias de ley como la inspección ocular con apoyo de Servicios Periciales.

 

Luz Divina Ortega Aquino contaba con 18 años de edad, era estudiante y según mencionó su progenitora en medio del llanto, notó que andaba deprimida por un problema con su novio, pues al parecer discutieron y terminaron la relación que sentimental que sostenían, lo que probablemente la orilló a tomar la funesta decisión.