Orizaba.- Fieles de la comunidad parroquial de San José de Gracia iniciaron el novenario y procesiones, con los que celebran por anticipado a su santo patrono, a quien piden que interceda ante Dios, por la familia y la Patria, para encontrar la paz.

Católicos de la colonia Tlachichilco pasearon en hombros la imagen de San José desde la capilla hasta la iglesia, ubicada en poniente 7 casi esquina de sur 12 donde rezaron en la víspera de la festividad, programada para el 19 de marzo.


La Parroquia de San José de Gracia de Orizaba, representada por la Orden de Frailes Menores, sus agentes de pastoral y su comunidad, del 14 al 18 del presente, participan en Celebraciones Eucarísticas previas a la fiesta patronal.

 

San José de Gracia es modelo de padre y esposo, patrón de la Iglesia universal, de los trabajadores, de infinidad de comunidades religiosas y de la buena suerte. De igual forma a San José, Dios le encomendó la inmensa responsabilidad y privilegio de ser esposo de la Virgen María y custodio de la Sagrada Familia. Es por eso que el santo está más cerca de Jesús y de la Santísima Virgen María.

 

Asimismo es llamado el “Santo del silencio” pues no se conocen palabras expresadas por él, tan solo se saben sus obras, sus actos de fe, amor y de protección, como padre responsable del bienestar de su amadísima esposa y de su excepcional Hijo. José fue “santo” desde antes de los desposorios. Un “escogido” de Dios, que desde el principio recibió la gracia de discernir los mandatos del Señor.