La policía de Georgia defendió la decisión que tomó este martes referente a esposar y arrestar a una estudiante de primaria de seis años tras una llamada de la escuela para reportar que la menor había agredido al director y dañado el inmueble escolar.

La policía de Milledgeville dijo que la Escuela Primaria de Creekside los llamó el viernes debido al caso de una menor revoltosa, quien supuestamente hizo un berrinche. Según su informe, cuando llegó el agente de la policía, vio gritar y llorar a la niña, Salecia Johnson, en el piso de la oficina del director. El policía declaró en el informe que se percató de daños en el inmobiliario de la escuela, y que intentó en numerosas ocasiones calmar a la niña, quien finalmente “escapó y comenzó con vehemencia a resistir y pelear contra mí. Después se le colocaron esposas por su seguridad, y el agente procedió a traerla a la estación de policía”, dijo el jefe Dray Swicord.


A pesar del comportamiento de Salecia, su familia dijo que la policía no debió haberse metido. “No creo que se haya portado tan mal como para que tuviera que ser esposada y trasladada al departamento de policía”, dijo la tía de Johnson, Candace Ruff, a WMAZ, afiliada de CNN. La niña fue entregada a Ruff después de que fracasaron varios intentos por contactar con sus padres, según el informe de la policía. Swicord señaló que todavía no tiene noticias del padre o la madre de la niña, que sí han hablado con los periodistas.

 


“¿Llamar a la policía? ¿Ese es el primer paso?”, preguntó Constanza Ruff, madre de la menor, que se pregunta si la policía no tuvo otra manera de ayudar a su hija. “No tienen por qué llamar a la policía y esposar a mi hija”, dijo el padre, Earnest Johnson. Swicord dijo que sin importar la edad, “cuando a una persona se le colocan las esposas, es por su seguridad, no un castigo”. Según el informe de la policía, la conducta combativa de Johnson incluyó arrojar muebles, entre ellos un pequeño estante, el cual golpeó la pierna del director. También vieron a la niña morder a un perro y saltar sobre la trituradora de papel. El informe señaló que también “intentó romper un marco de vidrio encima de la trituradora de papel”.

 

“Me di cuenta de los daños a los inmueble de la escuela y de una posible agresión a otros estudiantes y personal del lugar”, según la policía. CNN se acercó a la Escuela Primaria de Creekside para buscar declaraciones, pero le dijeron que el director se encuentra ocupado ayudando con las pruebas estatales y que no podía responder. La madre de Salecia dijo que su hija fue suspendida y que no puede regresar a la escuela hasta agosto. La niña fue acusada como menor de edad, por lesiones leves contra de un profesor y por daños a la propiedad, aunque el jefe de la policía dijo en una conferencia de prensa dictada el martes que no se procedería contra la niña por su edad. “Nunca se llevó a la estudiante a una celda de detención, o a una celda de la cárcel, y la seguridad de la estudiante fue lo más importante”, dijo Swicord.

 

Añadió que la pequeña será supervisada por dependencias sociales. La policía notificó al Departamento de Servicios para las Familias y los Niños sobre el incidente, el cual no es el primero de su tipo en los últimos años.

 

En 2005, el video de la policía de San Petersburgo, Florida, esposando a una niña revoltosa de cinco años, acaparó los titulares. En esa ocasión, se pudo ver a la niña aventar artículos desde un estante, romper papeles de un panel informativo, y subir a una mesa y golpear a un funcionario de la escuela. La niña parecía haberse calmado cuando llegó la policía, pero empezó a gritar cuando dos agentes, un hombre y una mujer, la pusieron de pie, recostándola contra una mesa y esposándola mas tarde fue entregada cuando su madre cuando llego por ella a la escuela.