Bamako.- Un intento de golpe de Estado parecía estar en curso ayer en Mali, encabezado por soldados que reclamaban la falta de medios para combatir a la rebelión tuareg y a los grupos armados islamistas en el norte del país.

Hasta ahora se desconoce el paradero del presidente Amadou Toumani Touré.


La sede de la radio-televisión estatal, que había interrumpido transmisiones desde que fue tomada por los soldados amotinados reanudó su emisión con la alocución de un militar.

 

Ese anuncio se produjo en momentos en que los disparos eran cada vez más intensos entre la guardia presidencial y los soldados amotinados alrededor del palacio de gobierno.

 

“Tomamos el palacio”, afirmó uno de los soldados amotinados. Esa información no pudo ser confirmada por fuentes de las fuerzas leales.

 

Miembros de la guardia presidencial, los “Boinas rojas”, que habían tomado posiciones alrededor de la radio-televisión y de edificios oficiales, fueron redesplegados hacia el palacio presidencial para defenderlo.

 

Decenas de militares molestos por la falta de medios para combatir la rebelión tuareg y los grupos armados islamistas se amotinaron la mañana de ayer en la ciudad guarnición de Kati, a unos 15 kilómetros de Bamako.

 

El motín se extendió luego por la capital en donde los soldados recorrieron las calles disparando al aire.